Ser agradecido aumenta tu felicidad

Gracias

 

¡Bienvenida Amiga, Bienvenido Amigo Online a este tu blog!

 

Practicar la gratitud es una de las actitudes más importantes que puedes adquirir y una de las que más cambiará tu vida con diferencia.  Ser agradecido no cuesta nada y, sin embargo, te hace ver la vida con otros ojos. Cuando eres agradecido todo es mucho más fácil y agradable. 

 

Hay personas que parecen capaces de agradecer todo aquello que la vida les pone en su camino sin aparente esfuerzo, y sin embargo otras a las que les cuesta un mundo porque todavía no han aprendido como hacerlo.

 

¿Eres de los primeros? Si tu respuesta ha sido que sí te felicito y te animo a seguir siendo agradecido, y si ha sido que no, en este post podrás aprender algunos trucos para que ser agradecido se convierta en un hábito en tu vida… 🙂

 

En este post vas a ver cómo las personas agradecidas están mucho más cerca de lo que significa ser Feliz, y de llevar una vida más plena de lo que lo está una persona crítica y malhumorada.

 

También verás cómo practicar la gratitud te permite disfrutar de las experiencias positivas, lidiar de mejor manera con el estrés y enfrentarte a los desafíos, así como a fortalecer tus vínculos socialesTe propondré dos ejercicios para que puedas comenzar a practicar la gratitud, y muchas cosas más… 😉

 

La R.A.E  Real Academia Española,  define gratitud como reconocer y sentir estima hacia una persona que te ha hecho un favor y sentir un gran deseo de corresponderle.

 

Quiero comenzar este post agradeciéndote que estés ahí leyéndome, ¡gracias, gracias y mil gracias por hacerlo 🙂 !

 

 

Gracias en Diferentes Idiomas

 

El valor de ser agradecido

 

Saber agradecer es un valor en el que pocas veces se piensa, es reconocer la generosidad ajena. El agradecimiento nace por la actitud que tuvo la persona, más que por el bien (o beneficio) recibido.  El agradecimiento surge del corazón, y de todos los sentimientos humanos, quizá sea el más efímero.

 

La gratitud implica algo más que pronunciar unas palabras de manera automática, responde a aquella actitud que nace del corazón, en aprecio a lo que alguien más ha hecho por nosotros

 

 

Clases de gratitud

 

Hay dos clases de gratitud:

 

  • La Condicionalconsiste en sentirse bien cuando las cosas salen como uno espera. Como no siempre es así, acaba siendo una emoción esquiva y poco duradera.

 

  • La incondicionalconsiste en una actitud y un hábito de vida, sentirse bien sin que haya ocurrido nada especiales decir: estar agradecido por todo y por nada a la vez. Y al no estar condicionada por ningún otro acontecimiento, esta actitud es la precursora de la Felicidad y el éxito personal en la vida.

 

 

¿Tienes en cuenta cuántas personas han contribuido a que este día sea posible?

 

Desde que te levantas hasta que te acuestas estas recibiendo favores de innumerables personas, la mayoría desconocidas, que hacen de tu vida una experiencia mejor.

 

Por ejemplo, ¿cuántas personas han formado parte en la elaboración de tu desayuno? El agricultor, el granjero, el ganadero,  el transportista…  las manos de las personas que lo prepararon, y que te lo sirvieron.

 

Si contases cuánta gente te sirve directa e indirectamente en un solo día de tu vida, no podrías más que sentir puro agradecimiento.

 

Demos gracias a las personas que nos hacen Felices; son los adorables jardineros que hacen florecer nuestras almas   Marcel Proust

 

 

Gracias a la naturaleza

 

 

El camino para vivir el valor del agradecimiento implica; reconocer el esfuerzo de los demás cuando nos proporcionan ayuda

 

 

Los Psicólogos Emmons y McCollough estudiaron las consecuencias de la gratitud y acabaron concluyendo que tiene profundos efectos en el bienestar físico y también emocional de las personas. En su estudio analizaron las muchas formas de expresarla:

 

  •  Con una nota personal.
  •  Comparándose con gente que tiene problemas graves.
  •  Dando simplemente las gracias.
  •  Controlando mentalmente los pensamientos negativos.

 

En este estudio se demostró que escribir cartas de agradecimiento una vez por semana por 6 semanas lleva a una vida más llena de satisfacción, a diferencia de invertir ese tiempo en otro tipo de actividades.

 

El tomarte  tiempo para analizar la suerte que la vida te ha dado no sólo mejora tu estado de ánimo sino que además mejora tu estado de salud.

 

Los Doctores Robert Emmons y Michael McCollough pidieron a un grupo de voluntarios que llevaran un diario donde registraran sus actividades en las siguientes 10 semanas.

 

Algunos debían escribir 5 cosas por las que estuvieran agradecidos, mientras que otros debieron registrar 5 molestias semanales y un tercer colectivo debía registrar 5 eventos ocurridos en cada una de esas semanas.

 

Quienes registraron sus molestias semanales incluyeron un derroche rápido de dinero, la dificultad para encontrar un sitio donde aparcar y las cenas que habían arruinado.

 

Quienes mencionaron las cosas por las que estaban agradecidos incluyeron la generosidad de sus amigos, el aprender algo interesante o poder contemplar el atardecer a través de las nubes

 

Los segundos demostraron emociones positivas, mejoras a nivel de salud mental y física, y una mayor conexión hacia los demás con respecto al primer y tercer grupo.

 

En el estudio descubrieron que las personas que hacían de esta actitud un hábito de vida se sentían más saludables, más optimistas y más Felices con sus vidas.

 

Otros investigadores llegaron a la conclusión de que este hábito mejora las relaciones con las personas y propicia el altruismo. Además de ayudar a superar el estrés y las actitudes negativas.

 

Uno de los frutos más importantes de la gratitud es que contribuye a generar Felicidad

 

 

El cajero de las sonrisas

 

En enero de 2013 se emitía este anuncio protagonizado por gente anónima a las que se les invitaba a compartir. Emociónate con los gestos y espontaneidad de los que participaron en este “experimento” publicitario de Coca-Cola.

 

 

 

Los poderosos efectos de ser agradecido

 

Otro gran motivo de por qué necesitas expresar tu gratitud es que un simples gracias, puede tener efectos poderosos y duraderos en quienes la reciben.

 

En un estudio por Francesca Gino y Adam Grant de la Universidad de Harvard, los investigadores demostraron que las expresiones de gratitud hacen sentir a los demás valoradosEl agradecimiento sincero genera a su vez más agradecimiento«de nada« o un «no hay de que», mi preferida es «(gracias) a ti».

 

El secreto está en ser capaces de dar las gracias sin que ocurran hechos extraordinarios, así se consigue estar más contentos sean cuales sean las circunstancias de nuestras vidas

 

Las personas más Felices sienten gratitud por todo y por nada en especial. No necesitan razones concretas (aunque si se ponen a buscarlas, la lista de motivos es inacabable).

 

Viven instaladas en reconocer lo bueno que tienen por el simple hecho de estar vivas, al margen de lo que les sucede. No necesitan razones de peso para estar agradecidas porque haber recibido la vida ya les es suficiente.

 

Incluso hay personas, tan habituadas a vivir en esta actitud, que agradecen cosas tan intangibles como una sonrisa, un amanecer, una inspiración, la calidez del sol o un instante de paz

 

O incluso son capaces de agradecer a futuro: algo valioso que se aprenderá mañana, el próximo libro que se leerá, a quién conocerá la próxima semana…

 

Es lo que se podría llamar “agradecimiento gratuito”: no se debe a nada tangible, pero emociona por igual. ¿Eres de esas personas? Espero que sí 🙂

 

 

Uno de los hábitos comunes de las personas Felices es el de empezar el día dando gracias por pequeñas cosas para generar una actitud positiva  para el resto del día

 

 

Hacer una lista mental de razones que merecen ser aplaudidas ayuda a sentirse reconciliado con las que nos hacen más difícil la existencia. En realidad, no importa el objeto, sino la emoción que provoca en nosotros.

 

 

La maestría en este arte se alcanza cuando uno es capaz de agradecer incluso las dificultades extremas que a cada uno le toca vivir, porque somos capaces de pensar que detrás de cada lágrima, de cada instante de sufrimiento, hay un aprendizaje, una enseñanza que nos convierte en personas más humanas, más suaves, y más comprensivas con el abatimiento de los demás.

 

Es lo que se llama “ver lo bueno de lo maloque siempre existe, aunque cueste reconocerlo en una primera mirada.

 

 

La gratitud es una actitud que nace de la humildad

 

Para ser agradecido hay que ser primero humilde, cualidad de la que las personas permanentemente insatisfechas suelen carecer.

 

Ser humilde implica entre otras cosas:

 

  • Reconocer nuestros errores y limitaciones.
  • Estar dispuesto a equivocarse y a aprender.
  • Saber pedir perdón.

 

  • Ayudar, respetar y valorar a los demás.
  • Dejar de presumir o alardear.
  • Ser generoso.
  • Hablar menos y escuchar más.

 

No confundas ser humilde con ser servil porque son dos cosas totalmente diferentes. Lo servil está relacionado con la servidumbre y la baja estima, sin embargo la humildad no solo es perfectamente compatible con una alta estima sino que además la fomenta.

 

Las personas humildes son las que mejor se valoran practicando el respeto por sí mismas, para a partir de ahí respetar y valorar a los demás

 

Pero no solo se trata de agradecer a los demás, sino que también debemos empezar por valorarnos y agradecernos a nosotros mismos todo lo que somos y lo que hemos conseguido, mucho más allá de los errores cometidos y de todas nuestras limitaciones.

 

Esto hará que puedas apreciar, valorar y vivir el presente, aceptando la vida tal como es y alejando la insatisfacción derivada de pensar en cómo creemos que debería ser.

 

La gratitud además es como un músculo que a medida que lo entrenas se hace más fuerte, y de esta manera te permite percibir cada vez más cosas por las que sentirte agradecido.

 

Por eso es importante ser constantes y entrenarlo con regularidad y de forma consciente. No sirve de nada decir gracias de forma automática y como mera fórmula de cortesía si no estamos presentes y lo sentimos sinceramente.

 

Cantidad y calidad han de ir de la mano y cada vez que agradezcas tienes que sentirlo

 

 

Te propongo estos dos ejercicios:

 

 

1. Trata de ser más consciente prestando atención al presente para así poder percibir todo aquello por lo que podrías sentirte agradecido.

2. Cada vez que descubras algo, párate a sentirlo y a continuación exprésalo como mejor te parezca: háblate a ti mismo, díselo a alguien, o realiza cualquier acción que manifieste tu gratitud.

 

 

Con el incremento de tu atención hacia el presente, y con la práctica y la repetición de estas positivas sensaciones, un nuevo mundo se abrirá ante tus ojos, porque verás las cosas desde una perspectiva diferente que te ayudará a incrementar tu nivel de bienestar y el de los demás.

 

Recuerda que nadie sabe con los problemas y dificultades con los que cargan los demás, por lo que el agradecimiento hará mucho mas fácil que los demás te perciban como una persona agradable y con la que quieran estar.

 

Como cualquier hábito,  comenzar es la parte más difícil. Así que la manera más fácil de hacerlo es completando la tarea más sencilla que te acerque a una vida positiva y llena de gratitud.

 

Párate a pensar y dejar de mirar las cosas tan negativamente y más bien analizar qué puedes obtener de todo

 

Thank you

En estudios, con mayores y con niños, se ha profundizado en la relación entre la Felicidad, inducida por buenos recuerdos y sentimientos de gratitud, y el éxito general en la vida.

 

Y se ha concluido que las personas que se sienten más contentas consiguen una existencia más longeva, mejores ingresos, mejores relaciones, y también ser más eficaces ante los problemas profesionales y personales.

 

Es decir, ahora sabemos que “la Felicidad da éxito” (y no al revés, como se creía antes: “El éxito da la Felicidad”).

 

Estados Unidos y Canadá tienen una celebración muy particular: Thanksgiving Day, el día de acción de gracias, una de sus fiestas más importantes. Es una fiesta en cuyo origen, se celebraba el final de las buenas cosechas.

 

Hoy día es una reunión familiar en la que se honra expresar lo que se siente por los incontables dones que disfrutamos como civilización.

 

Son muchos los temas que escapan a nuestro control en la vida, pero sí podemos controlar cómo reaccionamos ante las cosas

 

Tu mente es bombardeada con millones de bits de información por segundo, razón por la cual tiene que filtrar todo lo que no está buscando activamente.

 

El problema radica en que, como regla general, tu mente tiende a ver lo que está mal y las carencias. Esto se debe a que, a fin de evitar el peligro y asegurar tu supervivencia, busca lo que está fuera de lo esperado o puede representar un peligro.

 

Sin embargo, si te dejas llevar por estos pensamientos negativos, ellos pueden comenzar a dominar tu mente y a afectar a tus expectativas. Empezando a esperar situaciones negativas y a crear lo negativo en tu vida.

 

El resultado final: una vida de experiencias y resultados decepcionantes y frustrantes.

 

Sin embargo, puedes detener la tendencia negativa natural de tu mente mediante la reorientación hacia la abundancia y lo que es positivamente posible, centrándote en aquello por lo que estás agradecido

 

Con este cambio de visión, casi al instante tu vida puede cambiar su trayectoria. Tu mundo puede revolucionarse y todo lo que puedes crear en él. 

 

De esta forma te vas a sentir mucho mejor, siendo agradecido, incluso cuando las cosas no van del todo bien y cuando surgen conflictos o problemas.

 

 

Aprende a ser agradecido para disfrutar más

 

¿Qué visión tienes acerca de tu propia vida? ¿Eres capaz de valorar aquellas cosas positivas que tienes? ¿En qué aspectos te concentras al ver tu propia existencia?

 

 

Estos 6 puntos te pueden ayudar a estimular tu reflexión y  a cambiar la perspectiva que hasta ahora tienes:

 

 

1. Abre los ojos al mundo

 

Tienes que salir de tu “universo cerrado”, mirar hacia el exterior, a los demás y darte cuenta de todas las cosas que tienes y agradecer por ello.

Lamentablemente, hay muchas personas en peor situación que tú, hazte consciente de ello y fíjate. Seguro que después vas a estar mucho más agradecido de la situación en la que te encuentras, de la que muchas veces quizás te quejes.

 

 

2. Date cuenta de todas las cosas malas que no te suceden

 

A veces ocurre un pequeño contratiempo que podría haber sido mucho peor.

Es importante darse cuenta de ello y estar agradecido de que el problema no haya sido mayor.

 

 

3. Presta atención a las cosas buenas que sí te ocurren

 

Muchas veces vivimos la vida sin prestar atención a las pequeñas buenas cosas que nos suceden a diario porque las cosas más “espectaculares” son más evidentes y llaman más la atención.

Sin embargo, si piensas un poco verás la cantidad de cosas positivas que hay en tu vida.

Es fundamental   re-educarnos para aprender a pensar en positivo y ver todo lo bueno que vivimos cada día.

 

 

4. Aprende a ser agradecido practicándolo

 

Todo puede ser aprendido y la capacidad de experimentar el agradecimiento es una parte de tu carácter que siempre puede mejorarse si lo practicas.

Existen formas de hacerlo, como por ejemplo escribir cada día en un “Diario de Gratitud”, tal como recomienda el psicólogo  Martin Seligman.

 

¿Sabes que la eficacia de la gratitud en la vida de las personas está comprobada científicamente?

 

 

5. Rodéate de personas con una actitud positiva y agradecida

 

Las actitudes negativas y pesimistas se contagian rápidamente, por eso es importante que aquellos que nos acompañen en la vida tengan una visión optimista. Aquí puedes ver como ser Optimista Inteligente

También podemos nosotros mismos ayudar a otros a ver todo lo bueno que tienen en sus vidas.

 

 

6. Decide no ser la víctima

 

En momentos difíciles, o cuando pierdes a alguien, es muy importante ser agradecido con lo que todavía tienes y por las oportunidades que aún se te presentan.

Se trata de no enfocarse solo en lo que consideramos malo y buscar lo positivo de cada situación. Siempre hay algo favorable, aunque en un principio nos cueste descubrirlo.

Ser agradecido es una cualidad que todos admiramos en el carácter de los demás, ¿verdad?

 

Para ello no hay razones, ni excusas.Tampoco hay edades, nunca eres demasiado mayor como para intentar ser positivo y valorar todo lo maravilloso que tienes.

 

¡Inténtalo! Verás que puedes empezar poco a poco a sentirte agradecido por las pequeñas cosas que te ocurren.

 

Las personas con un fuerte sentido de gratitud, amor y aprecio no necesariamente tienen más que otros; tampoco son «más afortunadas». Simplemente reconocen y ven el potencial en sus vidas

 

Un estudio realizado en 2003 sugirió que las personas que cultivan la gratitud generalmente son más Felices y sanas que aquellas que no lo hacen

 

 

Expresar gratitud también ayuda a sacar lo mejor de las otras personas

 

Lo que la convierte en una situación en la que todos ganan.

Un estudio que observó a personas con poca seguridad emocional que estaban en puestos de poder mostró que, cuando eran criticadas, la tendencia era responder con agresividad.

Por otro lado, cuando recibían gratitud, su comportamiento agresivo y denigrante se reducía significativamente.

 

Según afirma el científico social Arthur C Brooks:

 

Esto significa que la mejor forma de desarmar a un interlocutor enojado es con un cálido (GRACIAS)

Yo aprendí esta lección hace 10 años. En ese tiempo, era científico social académico… escribía artículos y libros técnicos que leía máximo una docena de personas.

 

Sin embargo, poco después de lograr mi permanencia en el cargo, publiqué un libro acerca de las donaciones de caridad… que ganó popularidad…

 

Una tarde, recibí un correo electrónico no solicitado. «Querido profesor Brooks», decía, «Usted es un fraude». Esto parecía ser muy poco prometedor, pero seguí leyendo.

 

Mi corresponsal argumentó, con detalle brutal, en contra de cada uno de los capítulos de mi libro. Sin embargo, conforme leí el largo correo, mi pensamiento dominante no era resentimiento.

 

Era, «¡Leyó mi libro!» Y, por lo tanto, le contesté – refuté algunos de sus puntos, aunque, en su mayoría, le expresé mi gratitud por su tiempo y atención. Me sentí bien al escribirlo y su respuesta casi inmediata llegó en un tono cálido y amigable.

 

 

Beneficios sobre la salud de la gratitud

 

Según el científico Robert Emmonsla gratitud tiene los siguientes beneficios:

 

 

Físicos

 

  • Sistema inmunitario más fuerte.
  • Disminuye la presión arterial.
  • Más horas de sueño y mayor sensación de descanso.
  • Menos dolores y molestias.

 

 

Psicológico

 

  • Mayores niveles de emociones positivas.
  • Más alerta.
  • Mayor optimismo y Felicidad.
  • Bloqueo de emociones negativas.
  • Mayor sentido de valor propio.

 

 

Social

 

  • Ser más generoso y compasivo.
  • Perdonar más.
  • Sentirse menos solo y aislado.

 

La expresión de gratitud más simple que conozco consiste en una sonrisa y un gracias que le haga saber a la otra persona que su presencia, su palabra, su silencio, o sus actos, son importantes, y que de alguna manera nos ayudó con lo que hizo (aunque no lo hiciera para ayudarnos)

 

Se trata de demostrar respeto y de valorar lo que los demás hacen por nosotros independientemente de cual sea su motivación para hacerlo.

 

Estoy segura de que eres capaz de recordar alguna ocasión en que has recibido de otra persona un amable gracias acompañado de una sonrisa sincera, ¿recuerdas como eso te hizo sentir? Deja que te lo diga: agradecido ¡Verdad!

 

Gracias

Practica este gesto de cortesía con los demás.

 

Aprovecha las ocasiones para dar las gracias, ya que como dice el periodista y escritor Jaime Septién:

 

el agradecimiento es uno de los dones de la verdadera nobleza de corazón y funda una estética: la belleza de una comunicación que antepone al otro al interés meramente personal

 

No puedo terminar este post sin dar las gracias de corazón a todos mis familiares,  amigos, y lectores que me leéis, apoyáis y animáis a seguir escribiendo, ¡GRACIAS A TODOS!

 

Espero que este post te haya gustado y te agradezco que hayas llegado hasta aquí, si crees que podría gustar e interesar a alguien más te animo a que lo compartas, ¡gracias por hacerlo!

 

¡Bienvenida Amiga, Bienvenido Amigo Online a este tu blog!

Mariví

 

Sigue viajando por estos post, y siendo feliz a tu manera haciéndolo…

 

 

¡Compártelo para Crear un Mundo Más Feliz, Mil Gracias! 🙂 Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Mariví Porras

Mariví Porras

Por encima de todo soy una buscadora innata de la Felicidad, tanto que lo he convertido en mi propósito de vida creando Tu Amiga Online, para ayudarte, y enseñarte a Crear la Vida que Deseas Vivir, a fortalecer tu autoestima siendo tu mejor amiga, tu mejor amigo, esa es la mejor manera que conozco para que seas feliz, que tengas una vida llena de ilusión, pasión y motivación.

Si te animas a embarcarte en este fascinante Viaje a tu felicidad, te acompañaré y guiaré hacia el destino final que nos llevará a Crear esa Vida que Deseas Vivir.

Eso es lo que nos llevará a ¡Crear Un Mundo Más Feliz Juntos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *. Todos los comentarios son moderados por mí.

Responsable » Mariví Porras
Finalidad » gestionar los comentarios que realizas en este blog.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Tu Amiga Online) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.(https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » podrás ejercer tus derechos de acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos enviándome un email a marivi@tuamigaonline.com.