¿Por qué viajar es bueno para ti?

Yo Amo Viajar

 

¡Bienvenida Amiga, Bienvenido Amigo Online a este tu blog!

 

¿Te gusta Viajar? ¿Cuándo Viajas cómo te sientes? ¿Bien, muy bien, tremendamente bien… Y más Feliz 🙂 ?

 

Viajar es uno de los mayores placeres que hay en el mundo. Maravillarse con nuevos lugares, conocer nuevas personas y su cultura, es sin duda una fuente inagotable de aprendizajes, experiencias, de alegría, reflexión y autodescubrimiento

 

Viajar es una gran motivación, te permite explorar nuevos climas, sumergirte en ellos y estimular tu mente, como verás en este post viajar es una de las mayores fuentes de bienestar, autoconocimiento y desarrollo personal que pueden existir.  

 

Yo Amo Viajar

 

Bill Bryso autor de divertidos libros sobre viajes y divulgador científico,  dice

 

De la manera que yo lo veo, la recompensa y el lujo más grande de viajar es, cada día, poder experimentar cosas como si fuera la primera vez, estar en una posición en la que casi nada nos es tan familiar como para darlo por sentado

 

Obviamente, hay personas que prefieren la monotonía y estar cómodos en su hogar. No a todo el mundo le llama la atención viajar, si eres de esas personas, espero que después de leer este post te empiece a picar un poquito el gusanillo viajar…

 

Pero  en cambio para muchos otros es un deseo que se hace realidad cada vez que viajamos, digo viajamos porque a mí me encanta viajar, y cada vez que tengo oportunidad no pierdo la ocasión de hacerlo 🙂

 

Cuando hablo de viajar me estoy refiriendo a cualquier tipo de viaje, desde unas vacaciones en un todo incluido, hasta un viaje en solitario por la India, pasando por una escapada de fin de semana a la sierra.

 

Nada puede compararse con la experiencia que un viaje puede brindar.

 

Visitar otros lugares cambia tu perspectiva del mundo y, a través de la gente, la cultura, la ropa, la comida y la música aprecias más lo maravilloso que es vivir.

 

Las personas que viajan constantemente, saben lo estimulante y emocionante que puede ser. Viajar es una experiencia que no sólo se disfruta, sino que también se traduce en beneficios a tu salud y estado de ánimo

 

Una investigación publicada en el Journal of Positive Psychology sobre un estudio de la Universidad Estatal de San Francisco, ha encontrado que la clave de la Felicidad radica en generar recuerdos en base a experiencias y vivencias personales como viajar. Descubrió que el sentimiento de Felicidad se encuentra en el registro de recuerdos y experiencias relevantes para nosotros, y cuya máxima expresión son los viajes.

 

Otras investigaciones señalan una clara correlación entre viajar y vivir durante más tiempo e incluso hay algunos que afirman que existe un Gen Viajero (aunque parezca mentira, la ciencia ha descubierto que realmente existe un gen del aventurero o viajero).

 

Se trata de un gen receptor de dopamina, “La dopamina, es la causante de las sensaciones placenteras y la sensación de relajación”,  y una de cada cinco personas lo tiene. Está relacionado con la búsqueda de la novedad y de las actividades peligrosas o que despiertan inquietud. Somos personas, y digo somos porque creo que yo lo tengo 😉 , que estamos motivadas por actividades sociales e intelectuales relacionadas con los viajes, además, se ha estudiado que incluso poseer ese gen te puede alargar la vida.

 

Viajar es siempre una experiencia vital y enriquecedora que te saca de la rutina, te hace ser más inteligente porque te fortalece el cerebro, más concretamente el encéfalo, “el encéfalo se encarga de las capacidades cognitivas; el aprendizaje, la memoria, la conciencia, la imaginación, el pensamiento…, y ciertas respuestas motrices y emocionales”. Experimentar nuevas vivencias, conocer otros idiomas y culturas aumenta las conexiones neuronales y su plasticidad, lo que significa una protección frente al envejecimiento.

 

Está claro que el hecho en sí mismo de viajar (transportarte a otro lugar del planeta) no va alargarte la vida, pero los beneficios a todos los niveles que tus vivencias durante el viaje van a ofrecerte sí que pueden influir en tu calidad de vida y por tanto en la duración de esta

 

 

La Felicidad de planear el viaje

 

Cuando estas preparando un viaje, ¿A que te sientes un poquito más Feliz?

 

Según un estudio realizado en el Reino Unido, las personas se sienten particularmente Felices cuando se aproximan las vacaciones, debido a que esto puede significar hacer un viaje.

 

La emoción de elegir el destino, comprar los billetes de avión, preparar la maleta y la espera del viaje en general suelen provocar mucha alegría. Esto se debe, según el argumento del estudio, a que el nivel del efecto placentero en las personas cambia positivamente y, por consiguiente, aumenta su bienestar.

 

Además, otro estudio sugiere que la anticipación del viaje puede ser incluso más placentera que la espera por adquirir un bien material. Vamos que viajar te hace Feliz incluso antes de hacerlo 🙂

 

 

Todo tipo de viaje es positivo

 

Cuando los investigadores hablan sobre viajes, lo tienen muy claro: todo tipo de viaje es positivo para la salud física y mental de quien lo realiza. Desde los destinos próximos hasta los viajes a lugares recónditos y exóticos, todos los viajes pueden ser una gran fuente de bienestar emocional. No es necesario ni irse muy lejos, ni gastar mucho dinero, ni practicar alguna actividad en concreto: todos los viajes “suman”.

 

Sin embargo, y como es lógico, hay viajes que te reportan experiencias mucho más interesantes que otros. El tipo de viaje que elijas dependerá mucho del tipo de persona que seas y de lo que estés buscando en ese momento de tu vida.

 

Cada persona tiene unas preferencias en cuanto a las aventuras, y depende de muchos factores, como por ejemplo la personalidad, la edad y otras variables. De todos modos, todas las experiencias que vivimos fuera de casa pueden ser muy positivas para estimular tu mente.

 

Viajamos para vivir

 

Requisitos para que un viaje te cambie la vida

 

Muchas personas aseguran que un viaje que hicieron les cambió literalmente la vida.

 

Es cierto, en ocasiones los viajes destruyen muchos de tus esquemas de pensamiento y te hacen ver más allá, abriéndote  a nuevos mundos y posibilidades que antes ni siquiera contemplabas.

 

¿Te ha pasado?  A mí me pasó durante mi viaje a la India,  3 semanas en las que cambió  mi percepción de la vida, y en las cuales comencé a ser mucho más consciente de quien era, y de todo lo que me rodeaba, es el viaje que más agradezco haber hecho a día de hoy 🙂

 

 

Para que un viaje sea una especie de ‘reseteado’ de tu mente, estos son algunos de los requisitos:

 

 

  • Realizar el viaje sin compañía o junto a un grupo de individuos desconocidos hasta ese momento.

 

  • Que el viaje represente un desafío de índole espiritual.

 

  • Que la cultura del país o región que se visita sea sustancialmente diferente a tu cultura propia.

 

  • Viaje más bien largo, de más de 2 semanas.

 

Si has tenido en alguna ocasión una “crisis existencial, una pérdida importante”, te habrás dado cuenta de que necesitas un cambio de aires. Viajar puede ayudarte a reencontrarte contigo mismo, e incluso a superar las malas épocas. Viajar es una manera bastante efectiva de superar una crisis existencial, de reencontrarte con el sentido de tu vida y/o superar una pérdida importante.

 

 

Pero, ¿Por qué viajar es bueno para ti?

 

 

Estos son 9 de los beneficios más importantes del buen hábito de viajar y conocer mundo

 

 

1. Reduce el estrés y la ansiedad

 

El estrés está causado por un ritmo de vida acelerado, un ritmo de vida tan automatizado que el presente se te escapa de las manos.

 

Te olvidas de disfrutar de los pequeños placeres de la vida, y de vivir en el aquí y el ahora, algo fundamental para vivir en paz y armonía contigo mismo.  Pasas la mayor parte del tiempo pensando en aquellas cosas que ocurrieron en el pasado y en aquellas que ocurrirán (aunque lo más probable es que nunca lleguen a hacerlo) en el futuro, que se te olvida que el presente es lo único que tienes.

 

¿Sabes que es Mindfulness?  El Mindfulness se centra en la conciencia plena y la autoaceptación, unos términos muy concretos, que no está vinculado a una religión o una filosofía de vida determinadas, consigue separar a la persona de sus pensamientos para poder reconocerlos y poner en duda los patrones mentales, otorgando un gran peso al aquí y el ahora mediante una atención total al momento presente.

 

Te dejo este post de psicologiaymente que me ha parecido muy interesante, y donde te explica que es mindfulness de una forma muy sencilla y práctica.

 

Cuando viajas, desconectas de todo o de casi todo, y te enfocas a vivir el presente,  relajándote, disfrutando de la cultura, gastronomía y de la belleza de los paisajes.  Te centras en el momento y te olvidas de la rutina diaria. 

 

la Asociación Americana de Psicología realizó una encuesta sobre estrés, y llegaron a la conclusión de que;  las situaciones de estrés debilitan las redes neuronales, y que  las vacaciones y viajes pueden ayudar a manejar el estrés y las emociones negativas porque eliminan los ambientes y actividades que son fuentes de nuestro estrés

Así que, ya sabes, viajar te aleja del estrés y mantiene más fuertes tus redes neuronales.

 

 

2. Aumenta tus niveles de Felicidad

 

Viajar hace que segregues endorfinas, “las endorfinas son las hormonas de la Felicidad”.  ¿Cómo puede ser eso? Muy simple… Viajar te aleja de los problemas cotidianos del día a día, te saca de la rutina, aumenta el número de actividades placenteras que realizas y favorece la interacción social. En definitiva, te hace ser más Feliz.

 

Las posesiones materiales no siempre suelen brindar la Felicidad verdadera y, si lo hacen, es una Felicidad momentánea pues las cosas materiales se vuelven viejas, se desgastan y se deprecian.

 

No así las experiencias gratas como el viajar. Tanto los viajes largos como los cortos son una acumulación de experiencias enriquecedoras, la cultura, las tradiciones y las perspectivas del viaje.

 

Un estudio realizado por la Universidad de Cornell demostró que, comprar experiencias de viaje nos hace más Felices en el largo plazo que comprar cosas materiales.

 

 

3. Favorece tu autoconocimiento y tu desarrollo personal

 

Viajar te ayuda a conocerte a ti mismo, sales de tu entorno habitual y te enfrentas a situaciones nuevas, aprendes a conocer cómo eres tú, embarcándote en un viaje interior y entrando en contacto con tu esencia. Descubrirás gustos nuevos, inquietudes nuevas o cosas sobre ti que ni imaginabas.

 

La parte más fascinante y el mayor dentro de los beneficios de viajar es lo que supone para tu desarrollo personal

 

Cada uno somos quién somos por el lugar donde hemos nacido, de niños absorbemos nuestro entorno y nos desarrollamos en base a eso.

 

Una de las mejores experiencias personales que tienes cuando viajas, es tener la oportunidad de ver y de sentir quién eres tú alejado de ese ambiente que te ha creado.

 

Cuando eres capaz de observar como actúas sin que nada ni nadie te condicione, cuando escuchas lo que te pide tu cuerpo sin censurarlo por «lo que debo» de acuerdo a tu sociedad, cuando tienes tiempo para dialogar sólo contigo, entonces empiezas ese viaje de conocerte a ti mismo. Una de las claves para ser Feliz es llevar una vida coherente con quién eres.

 

Cuando viajas, especialmente fuera de tu país, y todavía más si vas a un destino cuyo idioma no es el tuyo, tienes que volver a aprender lo más básico.

 

Te das cuenta que muchas de tus certezas actuales vienen de la comodidad de tu rutina. También descubres que las personas tienen otras costumbres, otros razonamientos, otras opiniones, otros valores. El contacto con las personas de fuera te obliga a volver a poner en duda muchas de las cosas que tomabas como dogmas y no eran más que prejuicios. Te obliga a pensar, a comparar, a entender, más allá de los clichés.

 

 

Ver las cosas nuevas viajando

 

 

Viajar, especialmente en su componente humano, es una experiencia que solo puede beneficiar a tu crecimiento personal, lo que te ayudará también a tu proceso de reinvención.

 

Mucha gente emprende viajes como una oportunidad de dedicarse tiempo a sí mismos, para arrancar un nuevo comienzo, o buscar el sentido de propósito en sus vidas, en este post que escribí hace unos día, podrás ver  Cómo saber cuál es tu propósito de vida 

 

Tomarse una pausa te permite parar, contemplar tu vida y marcarte un  nuevo rumbo 

 

 

4. Te aleja del miedo y de las inseguridades

 

El miedo es una sensación que te paraliza. Y, como afirman muchos expertos, la mejor forma de superar los miedos es enfrentándose a ellos. Una vez tomamos consciencia de que los miedos solo están en nuestra cabeza, poco a poco vamos relativizándolos y desvaneciéndolos.

 

Seguramente, antes de emprender un viaje a un destino lejano y desconocido tengas miedos e inseguridades como por ejemplo: “¿Me voy a sentir solo?”, “¿Y si me pierdo?” “¿Y si no consigo entenderme con la gente?” Y si… Y si… Y si…

 

La realidad es que exponerte a los miedos es la mejor forma de superarlos. Date la oportunidad de conocer una nueva cultura y superarás tus inseguridades. Al realizar el viaje verás un ejemplo claro de cómo el simple hecho de exponerte a todos esos miedos, de continuar el viaje sin dejar que te limiten, hace que desaparezcan.

 

Matt Long, viajero profesional, autor del blog LandLopers y que ha recorrido más de 75 países dice

 

Con el tiempo he conquistado mis miedos, como el temor a ser devorado por tiburones, cometer errores cuando estoy aprendiendo un nuevo idioma… Viajar me ha hecho más valiente, en otro país, pero también en casa

 

 

5. Abre tu mente

 

Una de las tendencias del ser humano es la exploración, nacemos con ese impulso que nos lleva a explorar, a descubrir cosas nuevas con nuestros sentidos, a conocer lo desconocido.

 

Hay personas que llegado un momento optan por pararse donde están, pero hay otras que la curiosidad los lleva a conocer otros lugares, otras culturas, otras realidades. De niños ese impulso vital permite que nos construyamos, pero de mayores nos sirve para ampliar esa mente que ya tenemos construida.

 

Cuando abres tu mente, eres capaz de entender y respetar otros puntos de vista, comprender otras formas de hacer y de entender la vida. Tienes la capacidad de ver que hay un abanico más amplio de posibilidades, porque no juzgas lo ajeno en base a lo conocido. Viajar te hace ser más empático y te enriquece en todos los sentidos.

 

Pero hay otro punto positivo para coger tus maletas y/o mochila y visitar un nuevo destino:  un  estudio, liderado por el psicólogo social William Maddux, asegura que nuestra mente es nuestra parte del cuerpo más beneficiada de cada viaje, y de formas que quizás no te habías detenido a pensar.

 

 

  • Aumenta tu creatividad: “La gente que debe integrarse a una nueva cultura es más creativa a largo plazo”, asegura el investigador. Y es así, ya que este proceso abre tu mente, te obliga a pensar de una forma distinta y a manejarte entre ideas y perspectivas distintas a las habituales para ti.

 

 

A esto se le denomina “flexibilidad cognitiva”, (La flexibilidad cognitiva es la capacidad mental para cambiar de pensamiento alrededor de dos conceptos diferentes, y pensar en múltiples conceptos simultáneamente), y a mayor flexibilidad, más creatividad.

 

 

  • Mente más clara: Al viajar inevitablemente tu mente se abre a nuevos conocimientos, vives nuevas experiencias, descubres nuevas formas de hacer, de pensar, de sentir…

 

 

Todo eso que muchas veces choca con tu forma de ver las cosas y de entender el mundo te lleva a replantearte, a cuestionarte, muchas cosas que das por hecho. Te niegas a aceptar como respuesta a tus preguntas un «porque siempre se ha hecho así», esa afirmación sin fundamento ya no te sirve.

 

 

Te vuelves inconformista, porque tienes más argumentos, más conocimiento para justificar que eso no tiene por qué ser así.

 

Cuestionarse lo establecido, es bueno, es el primer paso para crecer, para enriquecerte y en definitiva para no estancarte en el pasado y evolucionar al mismo ritmo que evoluciona el mundo

 

Estar en contacto con la naturaleza llena de claridad tu mente; estar en espacios abiertos, te permite respirar grandes cantidades de aire que refrescan tus sentidos.

 

En un estudio de la revista Environmental Psychology, investigadores encontraron que las personas que simplemente vieron una foto de la naturaleza por solo 40 segundos habían mejorado el enfoque y la ejecución de su siguiente tarea. Según este estudio, no necesitarías salir a la calle,  aunque los resultados serán mucho mejores si estás en contacto directo con la naturaleza, ¿No crees?

 

 

6. Aumentan tus habilidades comunicativas y sociales

 

Al principio, puede que hablar con un desconocido te resulte un poco incómodo; sin embargo, si te atreves a romper esa incomodidad inicial, seguro que vas a poder conocer a personas extraordinarias que pueden cambiar el rumbo de tu viaje y dar mucho más sentido a tu experiencia. Hasta puede que hagas amigos y vuelvas al cabo de un tiempo para visitarles, o les recibas en tu propia casa.

 

Y si siempre has querido conocer gente nueva y hacer amistades, viajar es la oportunidad perfecta para hacerlo, y entrenar tus habilidades sociales.

 

 

7. Mejora tu capacidad para resolver problemas

 

Cuando viajas, sales en mayor o menor medida de tu zona de confort y te enfrentas a situaciones a las que no estás acostumbrada, acostumbrado.

 

Es posible que te pierdas por la ciudad, llegues tarde a coger algún autobús o vuelo, pierdas tu pasaporte, te roben alguna pertenencia, no sepas cómo expresar algo en un idioma que no es el tuyo… Vivirás ciertas experiencias en las que deberás tomar decisiones y resolver problemas. Pero que seguro que terminarás resolviendo con éxito.

 

Un estudio guiado por el psicólogo social William Maddux, afirma que

 

estar expuesto a la influencia de otra cultura abre tu mente de muchas maneras, lo que te ayuda a darte cuenta que hay preguntas con múltiples respuestas, y problemas con muchas soluciones.

 

 

8. Viajar te hace sentir más vivo

 

Acabas de vivir una experiencia que te ha dejado infinidad de situaciones divertidas, retadoras. Te sientes capaz de comerte el mundo.

 

Si te sientes perdido, es porque todavía no has salido a buscarte. Viajando te encontrarás… Dentro de veinte años estarás más decepcionada, decepcionado de las cosas que no hiciste que de las que hiciste. ¡Explora, sueña, descubre, vive!

 

Un viajero vive

 

 

9. Reduce el riesgo de un ataque al corazón, y te aleja de la depresión

 

Y si nada de lo que has leído hasta ahora te convence, ¿Qué te parece si te digo que viajar reduce el riesgo de un ataque al corazón?

 

Los ataques al corazón van a la alza por diferentes causas relacionadas a la alimentación y a la falta de actividad física, los estudio han encontrado que los hombres que no acostumbran a tomar vacaciones durante varios años son un 30% más propensos a tener un ataque al corazón.

 

Por el contrario, los hombres que viajan regularmente son un 21% menos propensos de sufrir un ataque al corazón. Las mujeres que viajan sólo una vez cada seis años tienen ocho veces más probabilidades de sufrir un ataque al corazón.

 

Es evidente que, los viajeros tienden a ser más activos que las personas que pasan la mayor parte del tiempo en una silla de oficina. Senderismo, alpinismo, snorkel y caminata son actividades que a menudo realizan los viajeros y que aumentan la salud física y mental de quien las realiza.

 

 

¿Quién estaría deprimida mientras viaja por el mundo?

 

Nuestra rutina, puede provocarnos serios problemas de depresión e irritabilidad, lo que a su vez influye directamente en nuestro bienestar general. Según los resultados del estudio realizado por la Clínica Marshfield en Wisconsinlas mujeres que viajan sólo una vez cada dos años son más propensas a sufrir de depresión y estrés que las mujeres que salen de vacaciones al menos dos veces al año.

 

El mundo es demasiado bonito como para verlo desde casa, ¡Sal y descúbrelo!

 

Presta especial atención a  la letra de esta canción de One Republic, I Lived  “yo viví”, y espero que el día de mañana, puedas gritar a los cuatro vientos…”¡Yo Viví!“ 🙂

 

 

 

Viajando sientes la sensación de Felicidad cada día, te conoces a ti mismo como de ninguna otra forma, vives cada momento como si no hubiera un mañana, aprendes a entender otras culturas, el concepto “respeto” se apodera de ti, te acostumbras a vivir con lo necesario, tus valores crecen, crecen y… Siguen creciendo.

 

Convives en entornos que jamás pensaste que podrías vivir, te superas a ti mismo cada día, sientes la necesidad de ayudar a los demás, te agudiza tu ingenio, valoras hasta los detalles más insignificantes.

 

Estos son solo algunos de los beneficios por los que viajar es bueno para ti, ¿Se te ocurre alguno más? Seguro que sí, anímate a dejarme un comentario con los que se te ocurran…

 

Me encantaría que me contases, ¿Cuál es ese viaje qué te ha cambiado la vida, o cual crees qué lo hará? Ese qué tienes en mente hacer y con el que ya eres Feliz solamente pensando en planearlo… 🙂 Si te ha gustado este post y te apetece compartirlo, te animo a que lo hagas  ¡Mil gracias!

 

¡Bienvenida Amiga, Bienvenido Amigo Online a este tu blog!

Mariví

 

Sigue viajando por estos post, y siendo feliz a tu manera haciéndolo…

 

 

¡Compártelo para Crear un Mundo Más Feliz, Mil Gracias! 🙂 Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Mariví Porras

Mariví Porras

Por encima de todo soy una buscadora innata de la Felicidad, tanto que lo he convertido en mi propósito de vida creando Tu Amiga Online, para ayudarte, y enseñarte a Crear la Vida que Deseas Vivir, a fortalecer tu autoestima siendo tu mejor amiga, tu mejor amigo, esa es la mejor manera que conozco para que seas feliz, que tengas una vida llena de ilusión, pasión y motivación.

Si te animas a embarcarte en este fascinante Viaje a tu felicidad, te acompañaré y guiaré hacia el destino final que nos llevará a Crear esa Vida que Deseas Vivir.

Eso es lo que nos llevará a ¡Crear Un Mundo Más Feliz Juntos!

2 comentarios en “¿Por qué viajar es bueno para ti?”

  1. Como siempre que leo un post tuyo me encanta, como no podía ser de otra manera Mariví este también me gusto muchísimo.
    El viaje que me cambio un poco mi vida fue a Colombia y el que me gustaría muchísimo hacer es a Laponia.

    • Muchísimas Gracias Ana por tu bonito comentario, me alegra que te haya gustado este post. Ya me contarás cuando viajes a Laponia qué tal la experiencia. O mejor me lo apunto, y lo hacemos juntas…
      ¡Un besazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *. Todos los comentarios son moderados por mí.

Responsable » Mariví Porras
Finalidad » gestionar los comentarios que realizas en este blog.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Tu Amiga Online) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.(https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » podrás ejercer tus derechos de acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos enviándome un email a marivi@tuamigaonline.com.