Las neuronas espejo son potenciadoras de tu felicidad

Neuronas espejo

 

¡Bienvenida Amiga, Bienvenido Amigo Online a este tu blog!

 

¿Te sientes feliz cuando te rodeas de gente alegre? ¿Te deprimes en presencia de personas pesimistas y negativas? ¿Por qué casi puedes sentir dolor cuando ves a una persona que está dolorida? ¿Por qué sientes en carne propia los problemas que vive el personaje del libro que estás leyendo, o de la película que estás viendo?  ¿Sabes por qué te pasa todo eso?

 

Te pasa por el contagio emocional, que favorecen las neuronas espejo. 

 

Una neurona espejo, es una célula nerviosa que se activa y descarga en una de estas dos situaciones: cuando tú ejecutas una acción,  o cuando observas mientras otro realiza una acción

 

Las neuronas espejo te permiten realizarte, entender, conocer, sentir emociones, tomar conciencia, memorizar, aprender, percibir, solidarizarte…, a través de mirarte en los otros.

 

Neuronas espejo

 

En 1996 el equipo de  Dr. Giacomo Rizzolatti, de la Universidad de Parma, Italia, en su laboratorio de neurofisiología se produjo un descubrimiento casual que es uno de los descubrimientos de la neurociencia social más importantes.

 

Los investigadores estudiaban la acción de neuronas motoras en los monos. Su objetivo era monitorizar la respuesta neuronal del cerebro de los monos cuando estos realizaban acciones como llevarse un cacahuete a la boca. Para ello habían implantado en el cerebro de los animales finísimos electrodos capaces de registrar la actividad de una única neurona.

 

En cierto momento, uno de los investigadores sintió hambre y se llevó un cacahuete a la boca. En este punto, observó que las neuronas del área F5 del cerebro se activaban, justo como lo hacían cuando el mono era el que comía

 

Al inicio, los investigadores pensaron que se trataba de algún error pero después de repetir varias veces este comportamiento, se dieron cuenta de que, en efecto, había un grupo de neuronas que se activaban lo mismo cuando era el mono quien realizaba la acción que cuando veía a una persona hacerla. Así descubrieron las neuronas espejo.

 

Las neuronas espejo no solo se activaban cuando los monos veían a alguien o a otro animal realizar determinada acción, era suficiente con que lo imaginase, por ejemplo, cuando escuchaba a alguien romper la cáscara de un cacahuete

 

Estos descubrimientos realizados en animales llevaron a los neurofisiólogos a hipotetizar que en el cerebro de los humanos también existían neuronas espejo.

 

En los últimos años se han estado realizando varios experimentos que nos indican que en el cerebro humano las neuronas espejo se encuentran fundamentalmente en el área de Broca, relacionada con el lenguaje, y en la corteza parietal posterior, vinculada con la planificación de los movimientos.

 

¿Dónde se encuentran las neuronas espejo?

 

Las neuronas espejo se localizan principalmente en una zona situada en la parte frontal del hemisferio izquierdo del cerebro (área de Broca) relacionada con la capacidad para el lenguaje.

 

Cuando escuchamos a alguien y le vemos gesticular, las neuronas espejo activan el área de Broca y las regiones del cerebro encargadas de mover los músculos fonadores (los músculos fonadores son el conjunto de órganos del cuerpo humano encargados de generar y ampliar el sonido que se produce al hablar), como si nosotros mismos estuviésemos hablando

 

Este hecho se produce incluso a edades tempranas, por lo que su impacto en el aprendizaje de las habilidades comunicativas es innegable, no en vano, un mal desarrollo de estas conexiones neuronales está directamente relacionado con la afasia (trastorno del lenguaje que se caracteriza por la incapacidad o la dificultad de comunicarse mediante el habla, la escritura o la mímica y se debe a lesiones cerebrales), y otros trastornos del habla.

 

¿Cuáles son las funciones de las neuronas espejo?

 

Las neuronas espejo se activan desde que nacemos, en un experimento se demostró que los bebes de una hora de vida, ya son capaces de imitar expresiones faciales, y a las pocas semanas ya pueden manifestar emociones básicas como alegría o enfado.

 

Las neuronas espejo son la base de la capacidad innata de imitación, sin la cual el aprendizaje sería prácticamente imposible

 

Desempeñan un papel fundamental en la planificación de la acción. Básicamente, también te sirven para realizar una simulación de las acciones antes de llevarlas a cabo.

 

Una de las funciones más interesantes y controvertidas de las neuronas espejo consiste en permitirte comprender lo que piensan los otros. Aunque hay neurocientíficos que afirman que las neuronas espejo se limitan únicamente a la simulación de las acciones motoras, existen otros investigadores que consideran que no sería descabellado pensar que también están implicadas en el proceso de simulación de las intenciones de los demás; es decir, que son útiles para deducir las intenciones de otras personas.

 

Cuando ves a alguien realizando determinada acción no te limitas a observar sus movimientos motores sino que vas más allá, no solo analizas qué está haciendo sino el por qué.

 

Si ves que alguien se inclina hacia el suelo, no solo simulas mentalmente sus movimientos sino que te imaginas la razón de sus actos, supones que está recogiendo algo que se le ha caído. ¡Verdad! Por tanto, se puede afirmar que las neuronas espejo también te ayudan a deducir los motivos y pensamientos de otra persona

 

Incluso hay quienes afirman que la simulación de las neuronas espejo no se limitan al plano motor sino que incluye las emociones y las sensaciones de los demás.De hecho, se ha apreciado que algunas zonas del cerebro vinculadas a las emociones se activan lo mismo si eres tú quien  las experimenta que si ves a otras personas vivenciándolas.

 

Desde esta perspectiva, las neuronas espejo también te permitirían ser empático, ponerte en el lugar del otro y sentir lo que el otro siente. No es casualidad que algunos neurocientíficos también las conozcan como las “neuronas de la empatía”.

 

Somos criaturas sociales. Nuestra supervivencia depende de entender las acciones, intenciones y emociones de los demás. Las neuronas espejo nos permiten entender la mente de los demás, no sólo a través de un razonamiento conceptual sino mediante la simulación directa. Sintiendo, no pensando. Dr. G. Rizzolatti

 

Aprendemos por imitación a través de las neuronas espejo

 

La imitación es una sofisticada forma de inteligencia

 

Las neuronas espejo te permiten aprender por imitación, y juegan un papel esencial en tu vida social. Siendo imprescindibles para tu desarrollo, ya que te permiten reflejar el lenguaje corporal, las expresiones faciales y emociones. En tus relaciones interpersonales y tu aprendizaje son fundamentales, sigue leyendo y verás por qué…

 

Los humanos somos seres sociales, estamos programados para aprender de los demás. Todos nosotros llegamos más lejos y más rápido trabajando de forma cooperativa.

 

Ver a otros mostrar una habilidad, te aporta una experiencia de aprendizaje mucho más completa que si únicamente escuchases una explicación

 

¿Cómo intervienen las neuronas espejo en tu vida diaria?

 

  • Las neuronas espejo son las responsables de que bosteces cuando ves a alguien bostezar.
  • Estas neuronas intervienen en el sentimiento de tristeza cuando ves a alguien sufrir, o incluso cuando ves a alguien llorar.

 

  • Lo mismo ocurre cuando te ríes al ver a alguien reír, aunque no sepas el motivo.
  • Según un estudio, tanto sentir asco como ver a otra persona con expresión de ascoactiva la misma área cerebral encargada de procesar los olores, llamada ínsula anterior, produciendo en ti esa mismas sensación de asco. 

 

  • Otro estudio encontró que una zona de la corteza somatosensorial, (es la parte del sistema nervioso que te proporciona la información consciente como la del tacto, el dolor, la presión, la vibración, temperatura) se activaba cuando los participantes del estudio eran tocados y cuando observaban a otro ser tocado.

 

Neuronas espejo y el contagio emocional

 

Contagio Emocional

 

Las emociones son invisibles, pero se contagian como un virus.

 

¿Sabías que estás programado para contagiar tus emociones a los demás, para contagiarte de las emociones de quienes te rodeas?

 

Tus emociones influyen en como resuelves tus problemas, cómo te relacionas con los demás, cómo creas, descubres, amas, odias. Las emociones están en la base de tu comportamiento diario, ya que tienes una tendencia innata a contagiarte de las emociones de los demás.

 

Cuando te comunicas con otros tienes la tendencia a imitar sus gestos y expresiones faciales, y en muchos casos, a sentir lo que ellos están sintiendo.

 

Aunque se ha demostrado ampliamente el impacto que tiene el contagio emocional en las relaciones personales y laborales, todavía no eres del todo consciente de la gran capacidad que tienes de influir en el estado emocional de los demás y de ser influenciado por los otros

 

¿Cómo se contagian las emociones? ¿Qué puedes hacer para potenciar las más beneficiosas, y limitar las más perjudiciales?

 

El contagio emocional es un proceso automático e inconsciente que se manifiesta a través de la comunicación no verbal. Uno de los mecanismos neurológicos que te hacen imitar al otro como ya has visto son las neuronas espejo, que propician la imitación automática de los gestos y  por consiguiente el contagio de las emociones que reconoces en los demás.

 

Para sobrevivir, para no estar fuera del grupo, imitas a los demás de forma consciente e inconscientemente, al hacerlo te sientes protegido, seguro. Por eso copias las modas, los gestos, las ideas, la forma de hablar de los demás

 

El cerebro te premia si te comportas como dicen, y piensan la mayoría. Porque estás programado para sobrevivir en sociedad, y no para pensar de forma distinta a los demás.

 

Las emociones pueden ser perjudiciales si no aprendes a gestionarlas 

 

La ira, la tristeza o el miedo, pueden ser emociones útiles pero también pueden resultar perjudiciales, si no aprendes a limitarlas y a gestionarlas

 

Como ya has visto las emociones se contagian,  tanto las positivas como las menos positivas, por ejemplo las emociones de los trabajadores en una empresa, también se contagian fácilmente a los consumidores y afectan a las ventas de un producto.

 

Imagínate que te llama un comercial irritado intentando venderte un producto. ¿Cómo te sientes después de hablar con él? ¿Enfadado, o contento? Es fácil saber cuál será tu respuesta, ¡verdad! Por eso aprender a gestionar las emociones y a limitarlas es importante, para ti y para la persona que está haciendo de espejo tuyo en ese momento. 

 

Se ha comprobado que los chat y los correos electrónicos contagian emociones, a pesar de la ausencia de comunicación no verbal.  Acostúmbrate a  limitar el contagio de las emociones negativas, y céntrate en contagiar emociones positivas

 

Si te preguntas qué puedes hacer para contagiar y potenciar emociones positivas, toma nota de lo que viene a continuación…

 

¿Cómo contagiar emociones positivas?

 

1.- Fíjate conscientemente en qué emociones sientes y cuales contagias a los demás.

2.- Exágera los activadores del buen humor, come chocolate, haz deporte, sal con los amigos, ve al cine…, cualquier cosa que te haga estar de buen humor.

 

3.- Elimina o limita lo que te desgasta, como la lucha de egos y la crítica excesiva. Mantén una sana autoestima y deja de pensar en negativo.

4.- Céntrate en lo que haces bien, sonríe más (aunque no te apetezca, luego te sentirás mejor).

 

5.- Rodéate de personas positivas. Imita a las personas alegres y positivas, haz lo que ellos hacen. Afortunadamente, la alegría es más contagiosa que la tristeza, por tanto rodéate de personas alegres.

 

6.- NO CONTAMINES A LOS DEMÁS. Piensa antes de actuar, sobre todo si vas a decirle algo negativo a alguien. Dilo de la forma más educada y calmada posible, ya que tu enfado puede fácilmente, pasar a la otra persona. Antes de escribir un mensaje desagradable, de decir algo negativo, piénsalo dos veces.

 

Maya Angelou decía que:

la gente olvida lo que dices, la gente olvida lo que haces, pero nunca olvida cómo le haces sentir

si tu corazón es capaz de interesarse por el prójimo habrás triunfado

 

Seguimos contagiando positividad

 

¿Y qué pasa con las personas con quienes convives más?

 

Ahí es donde el contagio emocional es sin duda más intenso y donde tiene consecuencias sobre la salud.

 

Durante un año, se hizo un seguimiento de pacientes sometidos a una intervención cardíaca tras padecer un infarto. Los investigadores concluyeron que; quienes tenían una pareja pesimista, se sentían peor y regresaban más veces al hospital que quienes estaban junto a una pareja optimista que irradiaba ánimos… ¡y todo ello, independientemente del grado de optimismo o pesimismo del propio paciente!

 

Estudios recientes demuestran con estadísticas fiables que la respuesta excesiva al estrés se “contagia” en una familia o en un grupo (por ejemplo, entre personas que trabajan juntas).

 

Las emociones positivas, el bienestar, sentirse feliz, también se contagia, y así lo sugieren múltiples estudios

 

Incluso se pueden transmitir emociones positivas a través de las redes sociales, mediante el uso de emoticonos o botones como el “me gusta” de Facebook.

 

Las neuronas espejo son la base de la empatía

 

Uno de los pilares de la empatía son las neuronas espejo, la empatía es la capacidad que tienes de ponerte en el lugar de los demás, de entender lo que sienten desde su propia perspectiva.

 

Te permiten, literalmente sentir lo que otras personas sienten, “vivir” sus emociones.  Podemos decir que las neuronas espejo son la base de la empatía

 

Ellas no solo ayudan a reflejar las acciones observadas, sino que le otorgan significado y participan de una interpretación de cada suceso, haciéndote construir teorías, más o menos fiables, dependiendo de tu experiencia, acerca de las intenciones y el mundo interior del resto de las personas.  Entiendes lo que sienten desde su propia perspectiva.

 

Las tres cuartas partes de los malentendidos y miserias en el  mundo terminarían si las personas se pusieran en los zapatos de sus adversarios y entendieran sus puntos de vista, Gandhi

 

¿La cultura en la que te has criado influye en tu cerebro?

 

La respuesta parece ser afirmativa.

 

Según una investigación, llevada a cabo en la Universidad de California, la red de neuronas espejo responde de manera diferente dependiendo de si la persona que tienes delante comparte tu cultura o no

 

Los investigadores usaron dos actores, uno americano y otro nicaragüense para representar a un grupo de participantes americanos una serie de gestos (americanos, nicaragüenses y otros gestos sin significado).

 

Mediante el procedimiento de Estimulación Magnética Transcraneal investigaron la actividad de las neuronas espejo. Encontraron que los participantes mostraban mayor actividad en estas neuronas mientras veían al americano realizar los gestos, en comparación con el nicaragüense. Cuando este último hacía gestos americanos, la actividad de las neuronas espejo de los observadores disminuyó drásticamente.

 

Aquí vemos que la cultura tiene una influencia medible en tu cerebro, y como resultado, en tu comportamiento. Los resultados de este estudio muestran que estás más preparado para entender y empatizar con miembros de tu propia etnia y cultura que con los que no compartes esa cultura. También explica por qué conectas mejor con personas con las que tienes una cultura en común.

 

Autismo y neuronas espejo

 

Se ha relacionado el autismo con la posibilidad de que las neuronas espejo no funcionen correctamente.

 

Las personas con autismo distinguen en los demás sentimientos de tristeza o enfado y pueden imitar los gestos que los expresan, pero sin acompañarlos de ningún sentimiento propio. Conocen la expresión de los demás, pero desconocen el sentimiento porque no lo experimentan.

 

La única razón por la que eres feliz es porque tú decides ser feliz…

 

Eres feliz porque quieres ser feliz

 

Le preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles son los factores que destruyen al ser humano. Él respondió así:

 

La Política sin principios, el Placer sin compromiso, la Riqueza sin trabajo, la Sabiduría sin carácter, los Negocios sin moral, la Ciencia sin humanidad y la Oración sin caridad.

 

La vida me ha enseñado: que la gente es amable, si yo soy amable; que las personas están tristes, si estoy triste;

que todos me quieren, si yo los quiero; que todos son malos, si yo los odio; que hay caras sonrientes, si les sonrío;

que hay caras amargas, si estoy amargado; que el mundo está feliz, si yo soy feliz; que la gente es enojona, si yo soy enojón; que las personas son agradecidas, si yo soy agradecido.

 

La vida es como un espejo: si sonrío, el espejo me devuelve la sonrisa. La actitud que tomes frente a la vida, es la misma que la vida tomará ante mí. «El que quiera ser amado, que ame».

 

El efecto de la cara feliz

 

Un proverbio tibetano dice: 

 

La mitad de tu sonrisa es para ti y la otra mitad para el mundo

 

La sonrisa es la más positiva de todas las expresiones emocionales. En distintos experimentos se ha comprobado que el cerebro humano prefiere los rostros felices y los reconoce más fácil y rápidamente que los que expresan emociones negativas, algo que se conoce como “el efecto de la cara feliz”

 

Algunos neurocientíficos señalan que el cerebro humano posee un sistema que nos orienta y predispone hacia los sentimientos positivos, y que no nos hayamos predispuestos hacia la agresividad, por más que ésta sea una respuesta automática de nuestra naturaleza.

 

Este hecho tiene un gran valor en las relaciones e interacciones personales ya que vuelve a plantear el tema del contagio emocional. En este caso, indicando que las emociones positivas se contagian más fácilmente, ya que al parecer, estamos predispuestos para ello.

 

Muchos expertos en felicidad afirman que tu actitud influye en tu entorno, qué tienes más poder para dar y recibir felicidad del que piensas

 

Louis Armstrong hizo famosa una canción que también ha servido de música de fondo en numerosas escenas de películas y series; se titula When You’re Smiling y viene a decir que cuando sonríes, el mundo sonríe contigo. Aquí te dejo con la canción para que puedas sonreír escuchándola 🙂 …

 

 
 
 

¿Qué te ha parecido la canción? ¿Has sonreído con ella…? ¿Te has alegrado al escucharla? Cuenta, cuenta…

 

La risa tiene otros efectos,  además del importante valor social y relacional. En el libro Anatomía de una enfermedad, publicado en 1979 por Norman Cousins, que fue el primero en exponer una correlación positiva entre humor y  salud.

 

Cousins describe cómo se recuperó de una enfermedad de los tejidos conjuntivos que le diagnosticaron como irreversible en un 95% mediante un tratamiento que incluyó, entre otras terapias, películas cómicas de los hermanos Marx.

 

El Dr. Lee Berk, profesor de patología en la Universidad de Loma Linda, en California y uno de los principales investigadores en el mundo sobre la salud y el buen humor, afirma que: 

 

El humor, sirve como una válvula interna de seguridad que nos permite liberar tensiones, disipar las preocupaciones, relajarnos y olvidarnos de todo

 

En una serie de estudios, examinó las muestras de sangre de sujetos antes y después de que vieran vídeos cómicos, y las comparó con las de un grupo que no vió los vídeos. El Dr. Berk descubrió importantes reducciones en las concentraciones de hormonas de la tensión y un incremento en la respuesta inmune de quienes vieron los vídeos cómicos.

 

El poder de las carcajadas de liberar al organismo de energía negativa, fue científicamente demostrado cuando se descubrió que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos negativos un segundo después de comenzar a reír. Reírse es una función biológica necesaria para mantener el bienestar físico y mental.

 

Cuando ríes, el cerebro activa la segregación de endorfinas, específicamente las encefalinas. Estas sustancias, que poseen unas propiedades similares a las de la morfina, tienen la capacidad de aliviar el dolor, e incluso de enviar mensajes desde el cerebro hasta los linfocitos y otras células para combatir los virus y las bacterias.

 

Las endorfinas desempeñan también otras funciones entre las que destaca su papel esencial en el equilibrio entre el tono vital y la depresión. De ellas depende algo tan sencillo como estar bien o estar mal. Como ves reírse es algo más importante de lo que parece a simple vista

 

Pon un amigo alegre en tu vida,  lo dice la ciencia, y yo también claro 

 

Pon un amigo alegre en tu vida

 

Los estudios destacan el poder contagioso de la felicidad y la alegría

 

José Carrascosa, psicólogo, especialista en entrenamiento emocional, rendimiento y bienestar, y director de Sabercompetir.com, asegura que:

 

las personas positivas saben fabricar felicidad en ellas mismas y también en las de su entorno

 

Es decir, basta con una persona feliz para que decenas de ellas o incluso cientos acaben sumidas en el mismo sentimiento de felicidad. Esa al menos es la conclusión de los estudios del sociólogo Nicholas Christakis, de la Universidad de Yale, quien asegura que tener un amigo feliz, aunque viva a 600 kilómetros de distancia, aumenta la probabilidad de que seas feliz. Gran culpa de ello la tienen las redes sociales. Las investigaciones del propio Nicholas Christakis sobre las influencias de los mensajes en Facebook son tajantes:

 

Hemos confirmado que las expresiones individuales de emociones dependen de lo que otros expresen en sus cuentas personales de las redes sociales. A mayor número de comentarios positivos, mayor número de personas motivadas por ellos

 

Como has visto en este post,  las neuronas espejo son potenciadoras de tu felicidad, todo está en ti y en el espejo en el que te mires. Crea y contagia felicidad y rodéate de espejos que la reflejen en ti.

 

Espero que te haya gustado lo que has visto por aquí,  si crees que podría gustar, ser de utilidad y crear felicidad en alguien más, te animo e invito a que lo compartas. ¡Muchas gracias por difundir felicidad!

 

¡Bienvenida Amiga, Bienvenido Amigo Online a este tu blog!

Mariví

¡Compártelo para Crear un Mundo Más Feliz, Mil Gracias! 🙂 Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Mariví Porras

Mariví Porras

Por encima de todo soy una buscadora innata de la Felicidad, tanto que lo he convertido en mi propósito de vida creando Tu Amiga Online, para ayudarte, y enseñarte a Crear la Vida que Deseas Vivir, a fortalecer tu autoestima siendo tu mejor amiga, tu mejor amigo, esa es la mejor manera que conozco para que seas feliz, que tengas una vida llena de ilusión, pasión y motivación.

Si te animas a embarcarte en este fascinante Viaje a tu felicidad, te acompañaré y guiaré hacia el destino final que nos llevará a Crear esa Vida que Deseas Vivir.

Eso es lo que nos llevará a ¡Crear Un Mundo Más Feliz Juntos!

2 comentarios en “Las neuronas espejo son potenciadoras de tu felicidad”

    • ¡Muchas Gracias a ti Hugo por este comentario tan motivador! Cómo me alegra que te haya gustado, y sobre todo que caminemos juntos hacia esa parte que estoy segura que recuperarás 🙂 en lo que pueda ayudarte, cuenta conmigo.

      Como has visto en este post, las neuronas espejo son potenciadoras de tu felicidad, todo está en ti y en el espejo en el que te mires. Crea y contagia felicidad y rodéate de espejos que la reflejen en ti.

      ¡Un fuerte abrazo, y gracias por pasarte a comentar lo que te ha parecido el post!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *. Todos los comentarios son moderados por mí.

Responsable » Mariví Porras
Finalidad » gestionar los comentarios que realizas en este blog.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Tu Amiga Online) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.(https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » podrás ejercer tus derechos de acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos enviándome un email a marivi@tuamigaonline.com.