La historia de mi felicidad «en no muchas palabras»

El libro de la vida

 

¡Bienvenida Amiga, Bienvenido Amigo Online a este tu blog!

 

El pasado viernes, José Antonio, un buen amigo, se sintió inspirado y se animó a escribir un post para este tu blog, en él cuenta cómo ha conseguido ser Feliz, y por qué es Feliz… 🙂

 

Es un post precioso donde se ve reflejada la esencia de una persona maravillosa y a la que admiro cada día más

 

Gracias José Antonio por compartir tu vivencia y sabiduría para que todos aprendamos a ser un poquito más Felices.

 

Aquí te dejo con su excelente post,  ¡qué disfrutes leyéndolo!

 

El libro de la vida

 

Cuando mi hijo tenía 8 años me sorprendió un día con una pregunta de esas que te dejan tieso. Me dijo:

 

Papá, ¿cómo puede saber uno si está viviendo correctamente?

 

Mi respuesta fue simple. Le dije:

 

Sabrás que estás viviendo correctamente cuando te sientas Feliz por dentro, independientemente de lo que hagas

 

Esta respuesta, que parece de libro, no podría haberla enunciado digamos con conocimiento de causa hace tan sólo unos años.

 

Y es que, sí, yo he tenido una vida Feliz siempre en términos generales, pero no hace tanto que soy consciente de mi Felicidad. Quizá eso quiera decir que antes no era del todo Feliz, ya que no saboreaba plena y conscientemente mi estado de Felicidad.

 

Y es que desde pequeñitos todos crecemos con cosas metidas en la cabeza. Creencias, se llaman. No nos damos cuenta pero están ahí metidas, como la canción del verano, esperando a interceptar tu vida de forma inesperada e involuntaria. Sí, sí, lo prometo…Y son muchas más de las que nos podemos imaginar.

 

Nos gusta pensar que somos libres pero hacemos muchas cosas porque sí, porque nos lo ha dicho la tele, un anuncio, el abuelo, el compañero del cole, la seño, la jefa, un dicho popular, la religión, una canción, una película, un libro, un videojuego… O todo a la vez.

 

Cada uno vivimos la vida que nos toca, mezcla de nuestra propia esencia, de las circunstancias que el azar nos va poniendo delante y retroalimentadas por muchas otras que nosotros mismos provocamos

 

Y es sobre estas últimas sobre las que potencialmente tenemos control, pero casi siempre lo perdemos por actuar sistemáticamente sin pensar, por guiarnos por prejuicios, por usar etiquetas, por no escuchar, por querer ver lo que estamos acostumbrados a ver.

 

En mi historia particular mi esencia, llámese genética, me hizo buen estudiante. Y gracias a mis circunstancias tuve facilidades para estudiar cómodamente. Así que siempre destaqué en ese aspecto.

 

Todo el que me conocía comenzó a proyectarme como un futuro jefe, director, con una buena casa, coche y todas las ventajas de las que disfruta una «persona de éxito».

 

Así que la vida siguió su curso y, efectivamente, estudié una carrera y comencé mi periplo por la jungla del mercado de trabajo. Y, efectivamente, en poco tiempo conseguí mejorar mi posición y cambié varias veces de empresa. Y, efectivamente, me hicieron jefe.

 

Pero nunca tuve la sensación de estar satisfecho con mi trabajo más allá de unos pocos meses, pese a estar en la profesión que yo había elegido y pese a haber conseguido reconocimiento en mi trabajo.

 

Siempre quería más, y seguí estudiando y obteniendo certificados para seguir convirtiéndome en una «persona de éxito».

 

Afortunadamente, trabajé y me esforcé tanto que un día desperté y me di cuenta de que ese no podía ser el camino, que así sólo iba a conseguir morir joven y de forma absurda.

 

Así que me puse manos a la obra. Decidí dejar de perseguir más cosas, hacer deporte y dedicarme más a mí mismo, a dedicar más tiempo a mi gente. Todo eso mejoró mi situación, pero yo seguía sintiéndome de algún modo descolocado por dentro, así que finalmente una gran psicóloga me ayudó a resolver mi propio misterio.

 

Fue un increíble descubrimiento aprender que la imaginación es infinita y que es, por lo tanto, insaciable

 

Así que mala cosa es tratar de satisfacerla. Fue otro gran descubrimiento aprender a dejar de inventarme cosas que me producían miedo y estrés.

 

Fue genial simplemente aprender a disfrutar de verdad de lo más básico y esencial, de los placeres de los sentidos, de las personas

 

Sin querer, mis incansables planes laborales de futuro se fueron desvaneciendo como mi meta principal y comencé a desear disfrutar de cada día.

 

Comencé a apreciar y disfrutar de todos los matices de cada cosa, a ver el lado positivo de cada circunstancia y a poner en valor todo lo que objetivamente era bueno en mi vida

 

Y fue entonces cuando sentí que tenía todo el control de la parte de mi vida que realmente depende de mí.

 

 

Así que ahora puedo decir que soy Feliz y por qué:

 

Soy Feliz porque he aprendido a amar, a dejar que mis sentimientos fluyan libremente hacia las personas que aportan color a mi vida. Soy Feliz porque no necesito odiar

 

Soy Feliz porque siento que quiero mucho a mucha gente y porque sé que tengo personas especiales en mi vida. Soy Feliz porque ya no tengo miedo a lo que pueda pasar. Soy Feliz porque me siento independiente

 

 

Soy Feliz porque en lo único que deseo empujar a mi hijo es a que sea Feliz

 

Soy Feliz porque no envidio a nadie. Soy Feliz porque no juzgo y adoro lo diferente. Soy Feliz porque no tengo celos. Soy Feliz porque estoy siempre abierto a conocer. Soy Feliz porque siempre elijo hacer antes que no hacer

 

Soy Feliz porque elijo conscientemente mucho de lo que hago, sea políticamente correcto o no. Soy Feliz porque respeto y escucho lo que dicen los demás y porque no me ofendo si no coincide conmigo

 

Soy Feliz porque sé que me quedan muchas cosas por vivir pero ya le voy cogiendo el truco a la vida, sin pretender saberlo todo. Soy Feliz porque siento en mi interior que todo lo que he vivido me ha servido para poder escribir estas líneas

 

Soy Feliz porque he decidido dedicar la tarde de un viernes a colaborar con el blog de una persona que no hace más que transmitir Felicidad, y a la que no necesito desearle ningún éxito porque ya lo tiene. Es Feliz. Bravo Mariví

 

Por supuestísimo que la vida de una persona tiene muchos más ángulos que el aspecto laboral y que mi Felicidad y crecimiento personal han tenido también mucho que ver con personas y circunstancias y necesitaría varios posts para hablar de todo ello.

 

Y obviamente mi vida no es perfecta y no soy necesariamente el tío con mejor rollo del Universo; tengo mis momentos buenos y malos como todo el mundo. Pero… Sí, soy Feliz. Se entiende, ¿no?

 

Y, antes de marcharme, me voy a permitir dar un consejo utilizando cuatro palabras que pronunció Steve Jobs como colofón de su famoso discurso en Stanford en 2005 (palabras que a su vez copió de una publicación científica llamada «The Whole Earth Catalog»):

 

Stay hungry. Stay foolish. «Estad hambrientos. Sed imprudentes, alocados» 

 

 

Enfocaos a perseguir lo que realmente os haga Felices, sea lo que sea. Todo lo demás es secundario, como decía Jobs.

 

Como has podido ver en este inspirador post, José Antonio, al que le estoy muy agradecida por haberse animado a escribirle y a ser tan auténtico como es él, cada uno tenemos nuestra particular forma de buscar la Felicidad, y él es el vivo reflejo de que si realmente te enfocas en perseguir lo que te hace Feliz la puedes encontrar.

 

El camino que hay que recorrer no te voy a decir que es fácil, pero tampoco es tan difícil, lo es mucho más escuchar las voces y los deseos ajenos apagando tu propia voz para complacerles

 

Tómatelo como algo con lo que disfrutarás y crecerás, busca dentro de ti eso que tanto te hace Feliz y poquito a poco la vida te lo irá dando, el otro día escuche una frase que me encantó:

 

Lo que tiene que ser para ti será para ti

 

Disfruta del maravilloso camino que tienes por delante y sé tú el que lo elije conscientemente, te garantizo que la vida te cambiará y estarás más cerca de tu Felicidad. Si José Antonio y yo misma lo hemos conseguido, tú también lo conseguirás 🙂

 

Te invito a que te animes a escribir en los comentarios ¿Qué te hace Feliz?

 

Cuáles son esas pequeñas grandes cosas que hacen que tu vida tenga sentido, eso que te ha hecho, y sigue haciéndote Feliz al recordarlo, o deja volar tu imaginación con aquello que te gustaría hacer y que es cuestión de tiempo que hagas, nos encantará leerte.

 

Si prefieres hacerlo por privado, puedes escribirme a marivi@tuamigaonline.com seré inmensamente Feliz leyéndote.

 

Si te ha gustado e inspirado este post y si crees que podría servir de inspiración para alguien más, te animamos a que lo compartas, y te agradecemos que lo hagas.

 

José Antonio González

Feliz Jose Antonio

🙂 Una persona Feliz

 

¡Bienvenida Amiga, Bienvenido Amigo Online a este tu blog!

Mariví

 

Sigue viajando por estos post, y siendo feliz a tu manera haciéndolo…

 

 

¡Compártelo para Crear un Mundo Más Feliz, Mil Gracias! 🙂 Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Mariví Porras

Mariví Porras

Por encima de todo soy una buscadora innata de la Felicidad, tanto que lo he convertido en mi propósito de vida creando Tu Amiga Online, para ayudarte, y enseñarte a Crear la Vida que Deseas Vivir, a fortalecer tu autoestima siendo tu mejor amiga, tu mejor amigo, esa es la mejor manera que conozco para que seas feliz, que tengas una vida llena de ilusión, pasión y motivación.

Si te animas a embarcarte en este fascinante Viaje a tu felicidad, te acompañaré y guiaré hacia el destino final que nos llevará a Crear esa Vida que Deseas Vivir.

Eso es lo que nos llevará a ¡Crear Un Mundo Más Feliz Juntos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *. Todos los comentarios son moderados por mí.

Responsable » Mariví Porras
Finalidad » gestionar los comentarios que realizas en este blog.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Tu Amiga Online) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.(https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » podrás ejercer tus derechos de acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos enviándome un email a marivi@tuamigaonline.com.