Regalos

 

¡Bienvenida Amiga, Bienvenido Amigo Online a este tu blog!

 

La vida está llena de pequeños momentos de Felicidad, no tienen por qué ser producidos por grandes acontecimientos, puede ser algo simple y sencillo que nos produzca esa emoción Feliz que a todos nos gusta sentir.

 

Uno de estos pequeños momentos de Felicidad por el que todos pasamos, es cuando hacemos o nos hacen un regalo

 

Hay personas que les puede hacer más Felices recibirlos, y a otras  darlos.

 

¿A ti qué te produce más Felicidad, dar o recibir un regalo?

 

En este post vas a ver cómo regalar bien es un arte, cómo los regalos hablan del que los hace transmitiendo un mensaje al otro sin necesidad de palabras, verás algunos beneficios que tiene para tu salud regalar.

 

Te propondré un juego en el que podrás crear  un regalo único y adaptado a cada persona, con lo mejor de ti. Te hablaré de El juego de la Felicidad, un juego de mesa basado en los últimos avances científicos que te permite entrenar tu Felicidad…

 

Y espero que después de leer este post fluyan muchas ideas por tu mente para hacer que tus regalos desborden Felicidad en ti, y en las personas que los reciban 🙂

 

Regalos

 

Regalar bien es un arte. Es mucho más que intercambiar objetos: es el símbolo del vínculo que mantenemos, un acto que habla de nosotros y de lo que sentimos hacia el otro. Una acción que causa satisfacción plena en demostrar nuestra generosidad y cariño hacia el otro.

 

 

Los regalos hablan

 

Un buen regalo supone capacidad de escuchar, imaginar e interpretar los deseos ajenos. Y, para ello, hay que saber mirar y ser capaz de pensar qué hace Feliz al otro

 

Quizá por ello, el hecho de abrir un regalo esté tan cargado de emotividad: el libro con el que soñamos y que no está en las listas de los más vendidos, el pañuelo del color que nos gusta, los dos billetes para un viaje juntos, algo sin demasiado valor, pero imaginativo, o envuelto primorosamente.

 

Podríamos decir que un buen regalo no se planea en Reyes, sino a lo largo del año, a lo largo de la vida. Es una respuesta a lo que el otro espera de nosotros, una devolución de lo que su imagen nos propone, un juego de seducción.

 

Cuando desplegamos el papel que recubre este pequeño homenaje, esto es lo que se esconde entre los brillantes colores que preparan la vista. Por eso la emoción del regalo, no se pierde ni aunque seamos mayores.

 

El regalo es el recuerdo de la infancia, es perfeccionar lo que recibíamos de pequeños; es salir de lo cotidiano para entrar con nuestra imaginación, en el terreno de la magia

 

 

Beneficios que tiene para tu salud regalar

 

¿Cuándo fue la última vez que hiciste un regalo? ¿Con qué frecuencia regalas a los demás?

 

Si tu respuesta es que lo haces de forma habitual hay muchas probabilidades de que goces de una gran salud. Esto es lo que arrojan diversos estudios realizados por psicólogos a lo largo de los últimos años.

 

El fenómeno de regalar o hacer un regalo y las emociones que produce regalar, ha sido objeto de estudio y traen consigo unas conclusiones cuanto menos interesantes.

 

Queda fuera de toda duda que la persona que recibe un regalo se sumerge en un momento de emoción y alegría, además de afianzar su relación con la persona que se lo entrega.

Sin embargo, ahora sabemos que “el regalador” es la persona que obtiene más beneficios sobre su propia salud

 

Vamos a ver las fases por las que pasas desde que tomas la decisión de regalar hasta que entregas el regalo, así como las emociones y estados de ánimo que se producen en tu organismo:

 

 

1. La iniciativa de hacer un regalo

 

La decisión de regalar está relacionada con el valor que la persona otorga a una amistad, a una pareja, a un compañero de trabajo, etc., y con el motivo por el cual quiere regalar: como muestra de agradecimiento,  para reafirmar una relación, por una celebración

 

Nuestra condición de seres humanos y la necesidad de socializar, nos lleva a tomar esta iniciativa buscando agradar a la otra persona y generando en nosotros mismos una ilusión que mejora nuestro estado de ánimo.

 

 

2. ¿Qué regalar?

 

Este es el momento más complicado del proceso ya que supone llegar a un estado profundo de empatía hacía la otra persona, que cuanto mayor sea, te dará  más seguridad en la elección del regalo y por tanto más satisfacción con tu decisión.

 

Cuando conoces algunos rasgos de la personalidad del otro, la tarea se simplifica. ¿Es una persona deportista? ¿Le gusta la tecnología? ¿Disfruta con la lectura? Las respuesta a preguntas como estas, te darán la clave para adquirir el regalo adecuado.

 

 

3. El momento de la entrega

 

La entrega del regalo es el momento cumbre ya que te conduce al estado máximo de satisfacción, provocando un aumento de tu autoestima y autoconfianza. El “temor” inicial a que el regalo no sea el acertado desaparece cuando la otra persona descubre su sorpresa.

 

Algo tan aparentemente cotidiano como hacer un regalo, puede conducirte a un estado emocional positivo y a unas sensaciones que contribuyen a aumentar tu nivel de autoestima personal

 

 

Tan fácil y tan difícil como regalar Felicidad

 

¿Cuánto cuesta un pensamiento? ¿Cuánto cuesta una hora de tu tiempo? ¿Cuánto cuesta encontrar una experiencia nueva para regalar? ¿Cuánto cuesta buscar un deporte o una afición común que compartir?

 

Te propongo un juego…

 

Escribe en un papel el nombre de cada una de las personas a las que te apetece regalar algo estos Reyes,…

 

Piensa qué cosas les gusta hacer contigo, comer, pasear, viajar, reír, cantar, jugar, ir al cine, hablar, soñar, bailar, patinar,…

 

Planifica una experiencia con cada una de ellas, dedícale el tiempo que más les guste, una tarde, la mañana del domingo, una llamada de teléfono, una hora del medio día…

 

Dedicarse a pensar en un regalo único y adaptado a cada persona, con lo mejor de ti, es una forma de dar valor, y crear una conexión con la otra persona.

 

Invertir en tiempo y dedicar lo mejor de ti a tus seres queridos con todo tu amor es de los regalos que más Felicidad os aportara a ambos, te animo a probarlo, y a que me cuentes que tal ha ido la experiencia…

 

 

Regalar un abrazo aporta muchos beneficios a tu salud

 

 

Abrazos

 

 

Por si no lo sabías, un abrazo no solo es un saludo cordial, de afecto, amistad, también es un medio para lograr una mejor salud.

 

Un abrazo sincero, intenso y cálido, relaja tensiones, alivia el estrés e incluso fortalece tu sistema inmunológico

 

Un abrazo diario eleva tu autoestima, levanta el ánimo, une a las personas y genera empatía y generosidad

 

Un estudio publicado en 2010 por la Universidad de Miami, en Florida (Estados Unidos), asegura que al día necesitaríamos como mínimo cuatro abrazos para ser más Felices.

 

Ahora bien, abrazar no es solo unir dos cuerpos. Es ir más allá del envoltorio físico para reconocer emocionalmente a la otra persona.

 

Una caricia, un abrazo, son un estímulo físico que crea una unión neuronal y, en consecuencia, un óptimo desarrollo del cerebro, en especial en esas áreas emocionales y sociales. Los abrazos nos unen a las personas.

 

Es posible que a muchos les parezca una tontería, pero si sigues leyendo verás la de beneficios que tiene el dar abrazos…

 

 

9 Beneficios físicos que producen los abrazos para tu cuerpo

 

 

Al dar un abrazo, se estrechan vínculos, mejora la autoestima y, a la vez, obtienes todos estos beneficios físicos:

 

1. Regula tus pulsaciones y acompasa el ritmo de tu corazón. Cuando alguien es acariciado o abrazado, los receptores de la piel también se activan.

2. Se envían señales al nervio vago del cerebro y éste es, a su vez, el encargado de regular tu respiración. Es como una especie de recompensa al hacer algo positivo.

3. Alivia el estrés.

 

4. Relaja tensiones y tu cerebro descansa.

5. Se refuerza tu sistema inmunológico.

6. Se activan los sensores de tu piel y tu sistema endocrino.

 

7. Segregas endorfinas que te aportan placer y tranquilidad.

8. Te vuelves más creativo, porque te sientes más libre emocionalmente. Se activa, por así decirlo “tu niño interior”.

9. Para personas que, por ejemplo, padecen depresión o anhedonia, es decir, pérdida del placer por las cosas, este acto tan elemental actúa como estimulante, como una forma de despertar de nuevo a las emociones.

 

Podríamos decir que abrazar es como reactivar tus propios instintos como criatura social. Como seres que somos hechos a las emociones, al amor, al cariño, al reconocimiento del otro como parte de uno mismo.

 

 

Los abrazos son la primera forma de medicina y protección que se inventó en el mundo

 

Con un abrazo un bebé se alivia de todos los miedos, dudas, frío. Con un abrazo un adulto se siente reconfortado, acompañado, unido, aliviado, estimado.

 

Los abrazos son un gesto recomendado para todo tipo de persona y colectivos, pero son muy necesarios a su vez para todos aquellos que tengan algún problema o desorden emocional.

 

El dar un abrazo a otra persona, aquieta los nervios, atrasa el envejecimiento, domina el apetito, alivia las tensiones, combate el insomnio, genera empatía, aumenta la generosidad y contribuye al bienestar general de tu cuerpo y de tu mente.

 

En terapias grupales, por ejemplo, se suele recomendar mucho el sencillo ejercicio de abrazar. Es una forma de salir de tu hermetismo, para abrirte a los demás, para dejarte arropar, envolver, cuidar y reconocer.

 

Los Abrazos tienen que durar mínimo seis segundos, para que tenga un impacto químico en el cerebro y genere Oxitocina y Serotonina. Los niveles de estas hormonas llamadas de los mimos y la Felicidad respectivamente, producen un efecto relajante, envolvente y empatía

 

Los abrazos deben ofrecerse de manera sincera, intensa y cálida. Cualquier lugar, y en cualquier momento, es bueno para dar un abrazo.

 

 

Un abrazo de verdad es el tesoro más grande que puedas regalar

 

No te reprimas, y decide dar abrazos. ¡Tu salud te lo agradecerá! 

 

No lo olvides, un abrazo no sólo combate la depresión, soledad, ansiedad y el estrés, sino que incrementa tu confianza, te hace más Feliz, controla tu presión arterial y aleja las arrugas de tu cuerpo, al aumentar el nivel de oxígeno en la sangre.

 

Y sobre todo es necesario para todos aquellos que padecen desórdenes emocionales, les ayuda a sentirse queridos.

 

 

La ciencia del regalo

 

Hace más de 40 años que la Psicología estudia los entresijos de regalar, ese intercambio social y emocional entre dos personas que alcanza su punto álgido estos días (Navidad y Reyes).

 

  • Ponerse en el lugar del otro, mirar más allá de las cosas materiales y ser un poco creativo pueden ser algunas de las claves para acertar con el regalo perfecto.

 

  • Como recordaban en 2010 las Psicólogas Carol Mayet y Karen Pine, de la Universidad de Hertfordshire (Reino Unido), hacer regalos es un intercambio social y comunicativo inherente a todas las sociedades humanas; que permite transmitir un mensaje a la otra persona sin necesidad de palabrasRegalar, permite mantener y reforzar lazos sociales y, de alguna manera, preserva ciertos ritos culturales.

 

  • Otro trabajo publicado en Journal of Experimental Psychology, demostró que los beneficios de hacer un regalo muy pensado y escogido eran mayores para la persona que hacía el obsequio que para quien lo recibía; porque como coinciden otros Psicólogos, el buen regalador tiene un punto de narcisista y en cierto modo pretende plasmar una parte de sí mismo en el objeto elegido.

 

  • El Psicólogo Jon Shapiro asegura que

 

Hacer un regalo es una experiencia positiva capaz de aumentar la autoestima

 

  • Un estudio publicado en 2006 en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) demostró que, efectivamente, nuestro cerebro activa ciertas áreas de bienestar cuando realizamos un regalo; y los beneficios cerebrales son mayores cuando damos que cuando recibimos.

 

  • Por otro lado, y aunque pueda parecer mal visto o un atentado contra las sorpresas, otro ensayo en Experimental Social Psychology, concluyó que: la mayoría de individuos aprecia más un regalo si lo ha pedido explícitamente que si se trata de una sorpresa o de algo que no desea.

 

El secreto de hacer buenos regalos consiste en darles lo que quieren, asegura Nicholas Epley, profesor en la Universidad de Chicago (EEUU) en declaraciones recogidas por el diario Wal Street Journal

 

  • Una idea en la que coincide Elena Borges, Psicóloga clínica.

 

Si ya conoces a la persona, no está mal preguntarle qué quiere, aunque sea solapadamente

 

Para Borges, en la actualidad vivimos en una sociedad presa del consumismo y de la neofilia (el amor a las novedades, a comprarse lo último que sale al mercado) que ha hecho perder parte de su magia a los regalos. Por eso, asegura,

 

bienvenida sea esta crisis si nos ayuda a recuperar el valor de la humildad y la generosidad, de las cosas no materiales

 

Borges coincide con sus colegas en que hay personas que prefieren hacer a recibir presentes, y subraya el grado de empatía y altruismo que exige ponerse en el lugar del otro para acertar a la hora de elegir.

 

  • También se han estudiado las diferencias de género en esta cuestión y todo apunta a que son las mujeres quienes ejercen como «regaladoras» en más ocasiones (como demostró ya en 1982 Theodore Caplow). Una encuesta británica, aseguraba que ellas son quienes hacen el 84% de los regalos (frente al 61% que reciben) y apenas existe un 16% de varones que haga regalos por su cuenta, sin ayuda de una mujer. Más infrecuente aún es el caso de hombres que regalan a otros hombres: 4%.

 

  • Los psicólogos también reconocen la carga mental (y a menudo económica) que puede suponer la búsqueda del regalo perfecto; por eso, como recomienda Borges, recurrir a la imaginación y a la creatividad puede ser de gran ayuda.

 

Un vale por un masaje o por tiempo libre para ir al cine con tu pareja puede ser un gran regalo

 

  • El valor que le damos al dar o recibir también puede depender del sexo al que pertenezcas.Un estudio determinó que dentro de las relaciones, los hombres están más sanos cuando reciben apoyo emocional, mientras que las mujeres están más sanas cuando dan este apoyo emocional.

 

 

Dar y recibir un regalo es un momento que nos asegura grandes emociones. Regalar no tiene por qué ser algo costoso, un simple detalle diciéndole a la otra persona lo que significa para ti puede ser suficiente

 

 

  • Saludar con una buena sonrisa siempre ayuda a recibir una respuesta positiva y demuestra un saludo sincero.
  • Agradecer los pequeños actos nos dota de amabilidad y nos puede definir como mejores personas.
  • Celebrar con las personas en las que más confías.

 

  • Escuchar sin hacer juicios, entender a esa persona y ser sinceros.
  • Recordar lo mucho que te importa regalando un detalle, si no es un día señalado, percibirás la mayor expresión de felicidad.

 

 

¿Crees que los niños son más Felices regalando, o recibiendo un regalo?

 

 

Niña con peluche

 

Si has contestado que recibiendo un regalo, tengo que decirte que la ciencia ha demostrado que no es así, sigue leyendo…

 

Un artículo publicado en PLOS One (2012) indicaba que los niños muy pequeños, a los que generalmente se les supone un mayor egocentrismo y egoísmo, son más Felices regalando, que recibiendo un regalo.

 

En el estudio, realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de British Columbia, quisieron averigüar si los niños de menos de dos años de edad mostraban más signos de Felicidad al recibir un regalo en forma de golosina o al hacerlo.

 

Dos observadores independientes codificaban las caras de los niños en una escala desde 1 “Nada Feliz” hasta 7 “Muy feliz”.

 

Se compararon las expresiones emocionales de los niños a lo largo de varios momentos: recibir golosinas, ver como el experimentador daba una golosina a un peluche, dar una golosina de otra persona a un peluche, o regalarle una golosina de las propias.

 

Los resultados mostraron que los niños, no sólo no mostraban disgusto al regalar, sino que mostraban más Felicidad cuando le daban la golosina al peluche que cuando la recibían ellos mismos

 

De forma más significativa, sus caras reflejaron más Felicidad cuando regalaban una de sus propias golosinas al peluche, lo que sucedía independientemente del grado de entusiasmo mostrado por el peluche (manejado por el experimentador).

 

Según los autores, éstos resultados podrían tomarse como apoyo a la idea de que la Felicidad podría actuar como una recompensa que hace que repitamos una y otra vez esos comportamientos prosociales, más allá de la pura socialización o el papel de la educación en estos hábitos.

 

 

Los regalos deben estimular, percutir e iluminar la corteza cerebral para despertar el interés, la satisfacción y la emotividad

 

 

La clave para acertar con un buen regalo está en elegir aquellos que, además de agradar, estimulen los sentidos de la persona que los recibe.

 

El Dr. Ventura Anciones, jefe del Servicio de Neurología de INEAMAD del Hospital Nuestra Señora del Rosario, en Madrid, apunta que

 

los regalos deben estimular, percutir e iluminar la corteza cerebral para despertar el interés, la satisfacción y la emotividad en quien los recibe

 

Para el Dr. Anciones,

 

el cerebro necesita estímulos: la percusión cerebral (visual, auditiva y espacial) pone en marcha las neuronas que conversan con las de al lado y, en un complejo sistema de redes, ejecutan todo cuanto el hombre sea capaz de crear y creer

 

Por este motivo, Anciones recuerda en estas fechas que lo más importante de un regalo es su capacidad para despertar la curiosidad, advirtiendo del riesgo de los aparatos electrónicos por la «potencial desmemorización del cerebro» derivada de su uso abusivo.

 

La tecnología tiene la ventaja de que facilita un rápido acceso a la información

 

Sin embargo, el abuso de estos dispositivos aumenta las rutinas en el cerebro, elimina cauces de relación y desvirtúa un buen número de habilidades intelectuales y sociales

 

advierte el Dr. Anciones

 

No es lo mismo buscar y descubrir a Alejandro Magno en los anaqueles (estantes) de una Biblioteca que el hecho de que entre en mi casa cómodamente instalado en una butaca

 

la emoción, el interés y la necesidad son los pilares básicos en cualquier conducta y formación intelectual y es un peligroso ejercicio dejarla al arbitrio de una máquina

 

La idoneidad de cada regalo varía en función de la edad y deben tener como denominador común su capacidad para estimular los sentidos.

 

 

Toma nota de estas recomendaciones que nos da el Dr. Anciones a la hora de regalar según la edad de la persona:

 

 

  • El niño: Entre los regalos de los más pequeños tiene que haber por lo menos un libro.

 

El niño debe recibir regalos que le dejen recuerdo y estimulen su capacidad creativafomenten su inventiva y su imaginación constructora, les abran a nuevas ideas y a un pensamiento divergente, y en este sentido, el libro contiene el lenguaje con el que nos conectamos todos los humanos.

 

 

  • El adulto: El regalo del adulto debe evocar el recuerdo, ser práctico o sorprender.

El secreto para acertar con el regalo de un adulto radica en la empatía, hasta dar con aquello que le gustaría que le regalaran al otro: ropa, música, un buen libro, un buen vino, «o la serie televisiva que avise su memoria».

 

 

  • Los mayores: La clave está en despertar emociones. Para eso hay que bucear en su biografía y testar aquellos elementos que han estado presentes en los momentos más emotivos:

 

la foto que creyó perdida, la música que fue su ritmo joven, «el buen vino» que vivió bebiendo entre los suyos, … o las fotos de los suyos que codifiquen y le ayuden a recuperar los recuerdos.

 

 

¿Se te ocurre un regalo mejor que regalar Felicidad?

 

 

Pensamientos

 

 

Mientras estaba recopilando información para escribir este post, me he encontrado con El Juego de La Felicidad.

 

El Juego de la Felicidad es un juego de mesa basado en los últimos avances científicos que te permite entrenar tu Felicidad.

 

El juego consta de un tablero y de una baraja de 52 cartas para jugar en grupo, además viene acompañado de un libro que resume los 52 aspectos que más influyen en una vida Feliz, mostrándolos de una manera lúdica, clara, sencilla y práctica. Tendrás hasta 7 formas distintas de jugar para ser Feliz.

 

El juego consiste en que las personas interactúan entre sí a través de un sistema de preguntas y respuestas que ayudarán a las personas participantes a enfrentarse a retos que les llevarán a conocerse mejor a sí mismas, y a profundizar en aquellos aspectos que deben mejorar o estimular para alcanzar la Felicidad, y por tanto mejorar en todos los aspectos de su vida.

 

Si te interesa El Juego de la Felicidad, puedes entrar aquí y profundizar en el, e incluso podrás comprarlo.

 

Regalar música nos produce mucha Felicidad, asistir a conciertos y poder disfrutar en directo de ese artista que admiramos es un recuerdo que siempre permanecerá en nuestra mente 🙂

 

Mi regalo para ti y pequeño homenaje a uno de los artistas que me ha dado grandes momentos de Felicidad, y espero que a ti también, George Michael, y una de sus canciones mas conocidas; Freedom! 90 «¡Libertad! 90» ¡Qué lo disfrutes!

 

 

 

¿Ya tienes pensado que vas a regalar en Reyes? ¿Y lo que te gustaría que te regalasen?

 

Simplemente contestando a estas preguntas, notarás con cuál de ellas eres más Feliz, me encantaría saber si ha sido al contestar la primera ¿Qué vas a regalar? O la segunda ¿Qué te gustaría que te regalasen?

 

Espero que este post te haya dado algunas ideas para saber qué regalar para aumentar tu Felicidad y la de los tuyos, y si todavía no lo tienes claro, te animo a que leas el libro  Regala Felicidad: 55 formas de alegrar la vida a los demás , escrito por Emma Red, donde podrás ver cómo regalar detalles, gestos o experiencias, aporta mayor satisfacción y bienestar que recibir.

 

Regalar nos hace más Felices que recibir, la empatía y el altruismo producen una importante liberación de neurotransmisores, como la dopamina o la serotonina, responsables de elevar sensaciones como el placer, la plenitud y la Felicidad interior

 

Navidad, Reyes Magos, cumpleaños, aniversarios… En todas esas fechas solemos recibir regalos de parte de nuestros seres más queridos.

 

Y como has visto en este post está demostrado científicamente que recibir regalos es menos placentero para algunas personas que el hacerlos.

 

No se trata sólo de hacer Feliz al otro, sino de hacernos Felices a nosotros mismos. Al regalar con acierto, nos regalamos, nos sentimos mejores, ya que pocas cosas nos hacen tan Felices como dar Felicidad.

 

Si te ha gustado este post, te ha generado Felicidad, y crees que podría hacerlo a alguien más, te animo a que lo compartas y me regales la Felicidad de saberlo 🙂 ¡Muchas gracias!

 

 

Felices Reyes 2017

 

 

¡Bienvenida Amiga, Bienvenido Amigo Online a este tu blog!

Mariví

 

Sigue viajando por estos post, y siendo feliz a tu manera haciéndolo…

 

 

¡Compártelo para Crear un Mundo Más Feliz y Consciente, Mil Gracias! 🙂 Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Mariví Porras

Mariví Porras

Por encima de todo soy una buscadora innata de la Felicidad, tanto que lo he convertido en mi propósito de vida creando Tu Amiga Online, para ayudarte, y enseñarte a Crear la Vida que Deseas Vivir, a fortalecer tu autoestima siendo tu mejor amiga, tu mejor amigo, esa es la mejor manera que conozco para que seas feliz, que tengas una vida llena de ilusión, pasión y motivación.

Si te animas a embarcarte en este fascinante Viaje a tu felicidad, te acompañaré y guiaré hacia el destino final que nos llevará a Crear esa Vida que Deseas Vivir.

Eso es lo que nos llevará a ¡Crear Un Mundo Más Feliz Juntos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *. Todos los comentarios son moderados por mí.

Responsable » Mariví Porras
Finalidad » gestionar los comentarios que realizas en este blog.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Tu Amiga Online) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.(https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » podrás ejercer tus derechos de acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos enviándome un email a marivi@tuamigaonline.com.